Ginecologo, Obstetra y Colposcopista
Inicio Currículum del Dr. Rogelio Aguado Servicios que Presta el Dr. Aguado Paquetes de Ginecología Contacto - Citas con el Dr. Rogelio Aguado Cómo Llegar al Consultorio del Dr. Rogelio Aguado Artículos Escritos por el Dr. Rogelio Aguado
 

Notas Informativas:

 

1. Información de Interés Para la Mujer sobre la Infección por el Virus del Papiloma Humano

 

2. 10 Tips para su Embarazo

 

3. Explicación, Diagnóstico y Tratamiento de la Vulvodinia (o Vulvodinea)

 

 

Infección por el Virus del Papiloma Humano

 

 
 

La infección por el  Virus del papiloma humano, se adquiere principalmente por contacto sexual y en casos aislados y menos frecuentes, por contacto directo con secreciones genitales ya sea en ropa intima, sanitarios, o instrumental no esterilizado, aunque como ya se comento esto ocurre en menos de 1% de las veces, puede tardar desde 2 meses hasta aproximadamente 20 años en manifestarse, o quizá nunca se manifieste; esto dependerá del sistema de defensa (inmunológico) de cada paciente, este virus tiene varios subtipos, conocidos por números para poder diferenciarlos, se clasifican estos subtipos en Virus de Bajo y Alto Riesgo.

Los de virus de bajo riesgo son denominados así por presentar un riesgo menor a los otros, a producir lesiones cancerígenas, y son los causantes principales de lesiones tipo verrugas también conocidas como condilomas. De estos virus los más conocidos son 6,11, 40, 42, 43, 44, 54, 61, 70, 72 etc.

Los virus de alto riesgo mas conocidos son 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, y otros, denominados así presentar un riesgo mayor a desarrollar cáncer, en caso de infectarse de ellos y presentar una lesión. Hasta el momento hay mas de 100 tipos, aproximadamente el 37% son capaces de poder llegar a desarrollar algún tipo lesión denominada pre-cancerígena.

Estas lesiones pre-cancerígenas, así mismo se clasifican en:

a) Lesiones de Bajo Grado, que corresponde a infección por Virus del Papiloma Humano (VPH) o NIC 1 (Neoplasia Intraepitelial Cervical 1 grado), este último significa que 1/3 del epitelio (tejido) del cuello de la matriz esta alterado.

b) Lesiones de Alto Grado, que corresponde al NIC 2, NIC 3 (Neoplasia Intraepitelial Cervical de  2° y 3er grado respectivamente, esto significa que 2 o 3 tercios del tejido del cuello están afectados) o Cáncer in situ.

Sin embrago en caso de existir alguna lesión por este virus, se debe identificar y corroborar, mediante una prueba de Papanicolaou, un estudio colposcópico para que en caso de observar una imagen sospechosa, de lesión, se le toma una biopsia del área observada como sospechosa, y emitir un diagnóstico más certero.

Una vez que se realice el diagnóstico corroborado por estos tres estudios, se podrá hasta entonces ofrecer dentro de las diferentes opciones, cual pueda ser la más apropiada. Los manejos pueden clasificarse de la siguiente manera: a) Vigilancia, b) Farmacológico, o c) Quirúrgico (dependiendo del tipo de lesiones y etapa de la enfermedad).

 a) Vigilancia estrecha: Consiste en Estudio de Papanicolaou  y Colposcopía cada 4 a máximo 6 meses, en un periodo de 2 a 3 años en caso de lesiones de Bajo Grado, considerando que este tipo de lesiones pueden llegar a curar hasta en un 80% de las veces en este período de tiempo.

Después se continuará con controles anuales; de no llegar a la curación espontánea, entonces se tendrá que optar por las otras opciones de tratamiento.

b) Farmacológico: Se pueden utilizar cremas para tratar lesiones como Condilomas (verrugas en genitales),   ya sea en región vaginal, y/o vulvar, o substancias especiales con propiedades abrasivas para la destrucción de estas lesiones de acuerdo al lugar en donde la lesión se encuentre.

c) Quirúrgicos: pueden ser o no ambulatorios, varían de acuerdo a la localización y grado de lesión que se haya encontrado, en los estudios de citología (papanicolaou), colposcopía, y biopsia (pequeña muestra de tejido para su estudio). Dentro de las diferentes opciones están:

- Criocirugía cervical (por congelamiento), es ambulatoria (no requiere internamiento hospitalario), se aplica en lesiones de bajo grado que se encuentran  por lo general en el cérvix, y no se requiere anestesia para realizarla. Mediante Oxido nitroso se utiliza un instrumental especial para el congelamiento del tejido lesionado, y con esto destruir esa parte afectada.

- Lasercirugía, destrucción del tejido por medio de aplicación de un haz de luz amplificada que emite calor con capacidad tanto de corta como destruir el tejido afectado.

 

- Electrocirugía, se pueden realizar principalmente entre otros, dos procedimientos con este método; la electrovaporización (destrucción del tejido), electroexcéresis (quitar lesiones de algún tejido), como en el caso de el Cono Cervical con asa diatérmica (quitar una parte del tejido del cuello de la matriz).

-Electrovaporización (por calor emitido por electricidad) es parecida a la técnica con láser, es ambulatoria la mayoría de las veces, se requiere anestesia local, se utiliza en lesiones de bajo grado, en cérvix o región vaginal, vulvar o perineal.

-Asa Diatérmica (cono cervical) es ambulatorio generalmente, se corta tejido utilizando calor y electricidad, se puede utilizar desde anestesia local hasta sedación para poder realizarla, para lesiones de alto grado por lo general que se encuentran en cérvix o región vulvoperineal.

-Histerectomía (quitar la matriz) requiere hospitalización, en lesiones habitualmente de alto grado que no se puede realizar manejos conservadores como los antes mencionado, o cáncer ya establecido.

Las personas afectadas por éste virus, pueden llegar a la curación de las lesiones, mas no, a la erradicación completa del virus en el organismo como ta,l al menos hasta el momento por lo que se sabe, ya que el virus podrá entrar en un período de latencia (dormido) en todo el cuerpo hasta que algún factor en su mayoría externo (tabaquismo, stress, etc.), cause una baja de defensas importante para que éste pueda salir de ese estado de latencia (despertarse) y llegar a producir nuevas lesiones.

La vacuna contra el VPH, es una excelente oportunidad para prevenir la infección contra aquellos virus más comunes que producen las lesiones cancerígenas tanto en el cuello de la matriz, como en la vagina y la vulva. En la actualidad se encuentran disponibles en el mercado dos vacunas contra el VPH, una denominada Gardasil de laboratorio MSD, y la otra llamada Cervarix de laboratorio GSK, ambas tienen como objetivo prevenir la infección por virus de alto riesgo más comunes, que son los tipos 16 y 18, los cuales entre los dos, causan aproximadamente un 70% del cáncer cervical. La vacuna de MSD también actúa contra los tipos de VPH 6 y 11, que producen casi el 90% de las verrugas genitales tambein denominadas condilomas.

Se pueden aplicar entre los 10 años y 45 años de edad, completando el esquema en tres dosis intramusculares que se aplican habitualmente en el brazo, en el transcurso de seis meses. Se administra de preferencia en aquellas mujeres que no hayan iniciado su vida sexual, esto por tener menor probabilidad de contagio del virus, pero se puede también aplicar en mujeres incluso con antecedente de contagio con VPH, aunque solo les serviría si no tiene el tipo de virus que la vacuna contiene y contra los cuales protege, y esto sólo se sabe realizando un estudio llamado molecular, que se toma como si fuera un Papanicolaou, y nos puede decir si se tiene o no el virus, y  hasta cual es el tipo de virus.

Es importante la valoración de la pareja, realizando un estudio llamado androscopía, mediante la utilización de un colposcopio, y una persona experta; y aunque en la mayoría de los casos no se llegan a encontrar lesiones, esto no quiere decir que no se tenga el virus, solo se descarta la presencia o no de lesiones, y en todo de caso, si se quiere tener un mayos certeza con respecto a la presencia o no del virus, entonces recurrir al estudio molecular antes mencionado.

Se deben de tener las siguientes consideraciones en el manejo de este tipo de enfermedad: Evitar el tabaquismo, alcoholismo, y las condiciones de stress, que condicionan una baja de defensas, tener una alimentación balanceada, no embarazarse de preferencia mientras se este en tratamiento, utilizar preservativo (condón) hasta que el médico decida su alta, monogamia, dormir el tiempo necesario para un descanso optimo, todo aquello que mantenga su sistema inmunológico (de defensa) en condiciones adecuadas.

En espera de haber resuelto sus dudas, de lo contrario en una consulta se le podrá ampliar la información.

 
         

Dr. Rogelio Apolo Aguado Pérez

Ginecólogo, Obstetra y Colposcopista con más de 16 Años de Experiencia en el Cuidado de la Salud de la Mujer

Miembro de la Asociación Mexicana de Colposcopía y Patología Cervical, A.C.

Certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia

 
 
 
 
 
 
Notas Informativas de Ginecología Escritas por el Dr. Rogelio Apolo Aguado Pérez
 
 
 
Diseño de Paginas Web